Inicio Cómo va el mundo Y en América Latina, ¿no contaminamos?

Y en América Latina, ¿no contaminamos?

por Jose Roberto Duque
96 vistos

Decir que los países ricos, esos cuyos jerarcas gustan de llamar “desarrollados”, son los principales y más encarnizados contaminantes del planeta, es una verdad incontrovertible que es preciso repetir varias veces al día (y vaya; seguramente ya ustedes se dieron cuenta de que en eso anda esta página y esta sección). Pero no hay ninguna razón para ocultar otra parte de la verdad: también los países empobrecidos y “poco o nada desarrollados” arrojan gases letales a la atmósfera.

Cabe y vale como justificación el hecho de que nuestros pobres países fueron moldeados en su funcionamiento por aquellos, que a la hora de la chiquita no somos sino imitaciones y caricaturas de los monstruos depredadores que vinieron a saquearnos. Pero el caso es que, mientras nos emancipamos, vamos haciendo también nuestro aporte a la devastación global de suelos y atmósfera.

Un informe de BASE-Investigaciones Sociales (una ONG paraguaya “dedicada a la investigación social, basada en la realidad política, económica, cultural del Paraguay y América”, informa su portal) revela o puede demostrar datos que cuantifican, país por país, cuáles de los de América Latina arrojan más gases de efecto invernadero a la atmósfera, y a partir de qué actividad.

Dice una parte del estudio:

“…países como Bolivia, Brasil, Colombia, Paraguay y Perú comparten, como mayor sector contribuyente de emisiones de gases de efecto invernadero, por un lado, al sector Agricultura y por el otro lado, el sector AFOLU (Agricultura, Silvicultura y otros usos de suelo). En estos mismos países a su vez, la deforestación (principal causa de emisiones GEI a nivel mundial) se ve impulsada por actividades asociadas a la producción de materias primas, que corresponden principalmente a la ganadería y agricultura, los cuales se traducen en grandes cantidades de pérdida de cobertura arbórea como puede apreciarse en el cuadro comparativo” (ver arriba la imagen que acompaña esta nota).

Y sí: puede mirar ahí a ver cómo queda Venezuela en toda esta tragedia.

Aquí puede descargar el informe completo.

Compartir:

Deja un Comentario