Inicio Día a Día “Plásticos ecológicos”: desde caña hasta semen de salmón

“Plásticos ecológicos”: desde caña hasta semen de salmón

por Jose Roberto Duque
89 vistos

Que existe una extrema urgencia de dejar de producir y desechar plástico en este loco ritual autodestructivo de la actualidad, es evidente. Evidente también es que “la humanidad” no produce plástico, sino el segmento de la humanidad que se ha enriquecido en el último siglo produciendo basura hecha de ese material. Otra obviedad: o cambiamos el modelo o nos morimos todos.

Metidos ya en este callejón, los obsesivos buscadores de riqueza han diseñado o probado algunas alternativas que no les duelan tanto. Por ejemplo, producir materiales que se asemejen al plástico pero que cumplan un par de requisitos paraser llamados “ecológicos”. En ese dilema espantoso, los que quieren cambiar el modelo sin dejar de vivir como el modelo los acostumbró a vivir (¡!) han dado con una serie de monstruosidades de mayor o menor calado. Por ejemplo, la producción de “plásticos ecológicos” de origen vegetal, y últimamente un invento atribuido a China: plásticos producidos a partir del semen de salmón y aceites vegetales.

Los plásticos de origen vegetal no son una novedad; de hecho, los primeros plásticos producidos por la industria fueron precisamente eso, “plásticos verdes” como el celuloide. En cuando a esa historia del semen de salmón, ya el retorcimiento del enunciado obliga a no intentar explicar más nada, sino dejar en el aire un comentario: muy bonita esa “alternativa” que plantearía la devastación de plantaciones y salmones, no para resolver problemas de alimentación sino para satisfacer la vanidad capitalista que no puede vivir sin el material que todo lo ahoga y destruye.

Para leer algo más sobre los “plásticos verdes”, pase por aquí.

Para el cuento o chiste del plástico a base de polvos, masturbaciones u holocaustos de salmones, lea acá.

Compartir:

Deja un Comentario