Inicio Opinión y análisis InventANDO | Todos los negros tomamos café. Pero ¿quién inventó la cafetera?

InventANDO | Todos los negros tomamos café. Pero ¿quién inventó la cafetera?

por Jose Roberto Duque
182 vistos

Imagen: Cafetera azul. Alejandro Otero, 1947

Es verdad que cuando uno escucha cantar a Bola de Nieve esa canción de Eliseo Grenet, “¡Ay! Mamá Ines, todos los negros tomamos café”, uno sabe que no solo toma café el negro, también lo toman el blanco, el mestizo y el pardo. Pero lo que pocos sabemos es quién inventó la cafetera, para que ese rico y estimulante café llegara hasta la boca de nosotros y nosotras.

Y aquí, mientras disfrutamos de un exquisito café, vamos a echarle el cuento.

Unos dicen que la cosa comenzó en 1802, en Francia, y la idea se le ocurrió a un farmacéutico,Francois Antoine Descroizilles . A ese hombre tenemos que agradecerle este rico gesto, esta maravilla de reunirnos para tomarnos el cafecito. El farmacéutico unió dos recipientes metálicos separados por una chapa con agujeros y allí comenzó la cosa. Parece fácil, pero a ninguno de nosotros se nos ocurrió. Después vinieron las imitaciónes, y un agrónomo y químico, el señor, Antoine Cadet de Vaux, en 1806, comenzó a promocionar la cafetera de porcelana.

Termino mi taza de café y sigo.

A mitad del siglo XIX, en América, comenzamos a adaptarnos a esta cafetera. Pero la cafetera, que estaba formada por un cilindro que en su interior contenía un filtro que poco a poco bajaba presionando los posos de café, tenía un problema: el filtro tenía el mismo diámetro por lo que muchas veces la infusión no salía perfectamente colada. Y aquí se presentó una mujer para solucionar el problema. La alemana, Melitta Benz –Atención Mercedes Chacín, hacerle un perfil en Ciudad CCS- ama de casa, y de tanto hacer café encontró que podía sustituir el filtro metálico por un paño poroso de lana. Y listo. Después lo perfeccionó quitando y colocando paños a medida que se desgastaban. Esto fue en 1907.

Hasta ahora la cafetera más popular y de mayor uso en el mundo, es la que conocemos como La Grecca. Esa que vemos por allí como que tuviera una taza encima de un vaso. Y que viene para 1, 2, 3 y 6 tazas. También se conoce como maquinita o cafetera Moka. y fue un italiano el creador de esta maravilla y al que le seguiremos muy agradecidos toda la vida. El inventor Alfonso Bialetti patentó en 1933 su famosa maquinita. Su compañía, Bialetti, sigue producciendo el mismo modelo hasta hoy. Esa Grecca está presente como uno de los elementos más importantes de la cultura italiana y de la cultura universal.

También está la que conocemos como la cafetera Espresso, o la cafetera eléctrica, que vemos en cafeterías y restaurantes. Westinghouse y General Electric, en 1920, aparecieron con sus cafeteras eléctricas. Hasta ahora no está comprobado quién es el verdadero inventor. Lo que sí está comprobado es que el inventor italiano Aquiles Gaggia patentó su máquina Espresso, en 1946, produciendo un café más puro y consistente.

Para 1972, la Corporación McCoffee también presentó una máquina de café que fue promocionada por el reconocido jugador de beisbol de Grandes Ligas, Joe DiMaggio.

Aquí, en nuestro grande y hermoso y otra vez grande país, uno de nuestros artistas plásticos más importantes, Alejandro Otero, Premio Nacional de Artes Plásticas en 1978, dedicó una serie de su arte a las cafeteras.

Después de este sabroso recorrido por los diversos inventores de la cafetera, podemos decir, como dicen en mi pueblo en la isla de Margarita:

A tomar café,

nosotros juntos, hermanos,

dicen los americanos,

ay qué café tan cerrero

que por su aroma y su sabor

tomamos los tacarigueros

Compartir:

Deja un Comentario