Inicio Gente palante Un joven maestro del reciclaje en el taller de Rodrigo Scrap

Un joven maestro del reciclaje en el taller de Rodrigo Scrap

por Jose Roberto Duque
243 vistos

Teresa Ovalles M. / Fotos Ángela Peroza

Tal como anunciamos el 15 de enero pasado, volvimos a Barquisimeto con incursiones al taller de Enzo Rincón y su padre, Ramón Rincón, para dar esta vez con innovaciones como una lámpara de filamentos (de una fotocopiadora); una práctica, y aparentemente sencilla y compacta, antena de Wi-Fi; una fuente de poder (Power Bank) y un receptor bluetooth. Creaciones hechas a partir de desechos electrónicos, que salieron, no de la botella de un genio (casi), sino de la mente y la curiosidad de un chamo de 19 años llamado Miguel Canelón. Este joven, además de innovador, es estudiante de ingeniería electrónica en la Unexpo y del Politécnico de Barquisimeto. Un guarito talentoso preocupado por la salud del planeta, además.

Este chamo ha hecho del reciclaje su vida y su medio de sustento, tiene entre ceja y ceja la creación de un taller que no solamente dé servicio técnico sino que también sirva para educar a los niños y niñas y enseñarles a sacar provecho a materiales en desuso por obsolescencia programada u otras causas.

De niño, a Canelón le llamo la atención el funcionamiento de un carrito a control remoto, lo desarmó por completo para investigarlo, -él dice que lo “destruyó”-, y fue investigando sus componentes.

En el taller de RodrigoScrab

–Me interesó saber por qué, si no hay un cable, recibía la señal, cómo giraba el motor, cómo funcionaba una batería y a partir de ahí fui dañando los juguetes. Ahora estamos tratando de llevar eso a un siguiente nivel, llegar a la parte del reciclaje que es hacer reparaciones y los inventos, e incentivar a las nuevas generaciones al reciclaje. Casi todo lo que se saca de aquí es traído del vertedero de Pavia. Nosotros aquí transformamos algo que no sirve, que ya se botó, en algo útil, y le damos una segunda oportunidad.

¿Y a qué conclusión llegaste cuando desarmaste el carro a control remoto?

–Eso fue mi inspiración, porque me empezó a gustar mucho la electrónica, fue un impulso que llevaba por dentro. Eso me fue moviendo y aquí estamos. En el bachillerato (liceo José María Domínguez) hice interesantes incursiones y aprendí mucho porque me dieron talleres de electricidad. Esto me motivó aún más.

Así, este muchacho pasó de escrutador y “destructor” de juguetes a creador, a innovador con sus 19 años y con aspiraciones a ser un maestro. El habla como si ya lo fuera, y la verdad, se percibe muy seguro de sí mismo.

El genio creativo Miguel Canelón.

¿Para construir la lámpara de filamentos qué materiales utilizaste?

–La lámpara se saca de una fotocopiadora. Lo que se extrae es el bombillo, que generalmente lleva un alambre que viene sellado al vacio dentro de una cápsula de vidrio. La lámpara se extrae con los cables y los conectores que salen de los extremos. El alambre es una fotorresistencia que transforma la energía eléctrica en lumínica. La electricidad solo se transforma y se disipa, no se destruye, y también se transforma en calor.

Miguel buscó la base de aluminio resistente al calor, un sitio alto donde ubicarla, puso el breaker, porque “jala mucha corriente y tiene un alto consumo en amperaje y vatiaje y a iluminar se ha dicho. El aluminio no se oxida y es liviano, también hace de reflector y el cajón protege de los elementos”.

¿Qué experiencias prácticas tienes con esa lámpara?

–Hicimos un alumbrado en la comunidad de la calle la Paz, al oeste de la ciudad, en Pueblo Nuevo. En la casa del señor Ramón Rincón, de Rodrigo Scrab, eso fue hace dos años y todavía está funcionando.

Con el bombillo de una fotocopiadora crearon una luminaria.

¿Cuál es el tiempo de vida útil de la lámpara?

–Como lo concibió Thomas Edison. Esa lámpara fue hecha para nunca vencerse, no trae obsolescencia programada. Él buscaba hacer una lámpara cuyo filamento nunca se rompiera y al venir sellado al vacío no entra ni una partícula de polvo, debería ser de por vida, pero obviamente, el tiempo y los elementos le restan potencia. La que hice era de una fotocopiadora multifuncional que tenía más de 20 años en uso y ya tiene más 3 años como luminaria. Le dimos unos años más de vida y todavía se sigue usando.

¿Cualquier persona puede hacer esa lámpara o son necesarias herramientas especiales?

–Cualquier persona la puede hacer, lo imprescindible es el interés de educar, especialmente a los niños y niñas, porque ellos absorben más información y pueden ser multiplicadores. Así ayudamos al planeta menguando el impacto de la crisis climática.

¿No has pensado en hacer videos en YouTube de cómo arreglar equipos electrónicos y como se hacen tus inventos?

–No, porque no me interesa el público internacional. Me interesa más que nada la comunidad. Esos contenidos están sobresaturados y ¿qué haces con ver esos contenidos sin herramientas? Lo que buscamos es montar un taller y ofrecerle a la gente que pueda venir, poder utilizar nuestros materiales y darles más facilidades sobre todo a los niños y niñas. Las redes sociales y el internet son muy superficiales, nosotros queremos llegar al siguiente nivel.

La antena Wifi.

¿Cuál es ese nivel?

–Por ejemplo, de esa lámpara de filamentos necesitas saber qué tipo de electricidad usa, si es 220 o 110, y otros aspectos como cuando mides con el tester debes saber cuánto consume, de manera que teniendo un taller para la comunidad tienes las herramientas necesarias a la mano. Con estaciones de trabajo en un taller cuentas con facilidades que en tu casa no lo vas a tener.

La antena de wifi

En su proceso de evocación de las cosas que ha hecho, Miguel habla de una necesidad o limitación que tuvo, y de la solución que encontró. “Yo no tenía internet en mi casa y un vecino me ofreció regalarme la señal. El problema era que yo no tenía el dinero para compararme una antena, tampoco tenía un cable para llevarlo hasta la casa del vecino. Fue cuando me vino la idea de la conexión USB, pero esa conexión por lo general viene de 5 voltios en la computadora. Y la antena se alimenta con 3.3 voltios, la computadora me entrega 5, se puede quemar. Ahí viene otro conflicto, que es conseguir la resistencia que me baje ese voltaje de modo que ahora se necesita un transistor que habría que mandarlo a buscar en el exterior o en Caracas, pero es muy cara. De modo que busqué una resistencia, las puse en paralelo para bajar el voltaje a 3.3, instalé los drivers y ahora funciona perfectamente. De esta manera se resuelve mi necesidad de la antena wifi. Todo lo fui sacando de reciclaje: la resistencia, la conexión y la tarjeta”.

¿Qué uso le estas dando ahora?

La uso cuando doy servicio técnico, cuando voy a una casa y no tienen servicio de internet, activo el anclaje o la zona wifi de mi teléfono y le conecto la antena wifi a la computadora. También la vendo a mis clientes a un precio muy solidario.

El dispositivo bluetooth.

¿Cómo funciona la antena?

La mayoría de las computadoras de mesa no traen conexión wifi inalámbrica sino que traen conexión LAN alámbrica, por cable RJ45, de manera que si tienes esa antena wifi puedes mover tu computadora fácilmente sin preocuparte de conectar los cables del internet. Si te provocó moverte al cuarto o a la sala, si falla el servicio de telefonía o de tu proveedor de servicio, activas la zona wifi en tu teléfono inteligente y por lo menos puedes enviar documentos.

¿Cuántas antenas has vendido?

–He vendido más de 25 antenas, tengo tres años haciendo esto. En el tiempo que llevo haciéndola nunca se ha dañado alguna. Fíjate, cuánto pueden tener esas tablets recicladas de uso, unos 3 o 4 años, más lo que duran en el vertedero, se mojan, yo las recupero y se les dan otros tres años de vida. Aparte de estar ayudando al planeta estamos ayudando a nuestra comunidad. Este producto se consigue comercialmente pero es muy costoso, en cambio la nuestra es muy económica.

Miguel Canelón innovando.

El Power Bank o fuente de poder

“El power bank o fuente de poder se realizó con dos baterías de laptop traídas del vertedero y se recuperó de una antigua a la que se le dañó el chip por obsolescencia programada. Nosotros lo cambiamos y le pusimos un chip más avanzado de una placa de computadora, le colocamos un bombillo Led y ahora tiene dos funcionalidades: fuente de poder y linterna, una fuente de poder auxiliar, un supplies que por lo general tiene 6 mil miliamperios, que es la capacidad que tienen las baterías de acumular cargas eléctricas. En este caso serían 4.2 voltios con un amperaje de 6 amperios. La linterna dura 70 horas encendida porque es un bombillo Led de alta potencia que consume 33 miliamperios, pero la electricidad al pasar por conductores pierde potencia y se reduce a 70 horas. Esos 33 miliamperios se consumen en una hora. Así es como la fuente de poder sirve para cargar y para iluminar, es multifuncional”.

¿Qué utilizaste para crear ese invento?

–Las baterías de una laptop VIT y las placas, los transistores y bombillos Led, todos reciclados.

En RodrigoScrab reina el reciclaje de partes y piezas electrónicas.

El receptor bluetooth

Así como Miguel tenía necesidad de una antena wifi, así mismo tenía necesidad, como todo buen venezolano, de estar escuchando música. Fue entonces cuando comenzó a pensar en crear un dispositivo bluetooth para poder oír música desde cualquier lugar que se desplazara.

“La tarea no fue fácil”, nos explica Miguel, pero empezó por pensar que así como unos audífonos inalámbricos pueden entregar la señal de audio de un equipo, “desde mi teléfono puedo pasar mi selección de música a otros equipos que no tengan bluetooth”.

El chamo buscó una tarjeta de unos audífonos que tuvieran este mecanismo de transmisión y una batería de un teléfono desechado. “Pero me encuentro con la incógnita de que el receptor emite la señal para los audífonos solamente y yo quería conectarlo a muchas otros aparatos. Entonces agarro el auricular reciclado y se lo pongo a la placa de los audífonos para que entregue la señal de audio a un equipo de sonido o a una cornetica simple, posteriormente lo armo y soluciono la necesidad de conectarme de manera inalámbrica. Ya no tengo que utilizar en el taller un cable de por lo menos 23 metros”.

“Los equipos Sony, los teatros caseros y las computadoras tampoco traen bluetooth, de manera que yo hice el receptor y optimicé un equipo de sonido”.

Este bluetooth es tan pequeño que se puede llevar en el bolsillo. Los equipos de carro tampoco tienen el dispositivo y si no tienes un pendrive ni CD, o no quieres escuchar la radio, con esta herramienta puedes escuchar la música de spotify que tengas descargada en el móvil.

Clic aquí para saber más del trabajo de RodrigoScrap, en su cuenta Instagram.

Luminaria para el alumbrado público en Pueblo Nuevo, fabricada con lámpara de fotocopiadora desechada. Foto de Enzo Rincón
La comparación entre una antena de Wifi convencional y la creada por Canelón.
Compartir:

Deja un Comentario