Inicio Día a Día Ciudades-infierno: se acelera el calentamiento

Ciudades-infierno: se acelera el calentamiento

por Teresa Ovalles
68 vistos

Son pocos los que hoy se atreven a montarse en el autobús del negacionismo frente al cambio climático. Los frecuentes desastres naturales son la abrumadora evidencia de que el lobo ya llegó y amenaza con acabar con todo el rebaño.

El capitalismo en su patológico desespero por expandirse y crear nuevos mercados, inoculó el veneno del falso confort en la gente que ahora no puede, no sabe, vivir sin sistemas de climatización artificial altamente demandantes de energía y nocivos para el medio ambiente.

La expansión urbana depreda a diario cientos de miles de hectáreas y aumenta la emisión de gases de efecto invernadero, esto debido a una infeliz combinación de disminución de áreas verdes y las propiedades térmicas de los materiales que se utilizan para la pavimentación en las ciudades, a este fenómeno se le conoce como “efecto isla de calor”

La temperatura de las ciudades de todo el planeta están aumentando el doble de rápido que el promedio mundial debido a la rápida urbanización y el remplazo de la vegetación por asfalto, estructuras de hormigón y otras infraestructuras, según anunció este miércoles el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Las comunidades más afectadas por esta crisis climática serán las de menores ingresos, establecidas en zonas urbanas con pocos espacios verdes y escasas posibilidades económicas para adaptarse a los cambios.

“Con las poblaciones en crecimiento sobre todo en los trópicos y una rápida urbanización, el impacto de la emergencia climática está notándose de una manera más aguda en las ciudades”, explicó un informe del PNUMA titulado ‘Batiendo el calor: manual de refrigeración urbana sostenible’.

Para 2100, las temperaturas de las urbes de todo el planeta pueden aumentar una media de hasta 4,4 grados centígrados, más del doble que el límite fijado en el Acuerdo de París, según un equipo internacional de investigadores que participó en este informe.

Sabemos que también te interesará leer:

Además, para soportar el aumento de las temperaturas, muchas personas de clase media-baja tienen como una opción instalar aparatos de aire acondicionado en sus hogares -en los países desarrollados, 2.300 millones de personas comprarán próximamente este tipo de máquinas-, un escenario que PNUMA considera “insostenible” mediambientalmente.

“Estas prácticas de refrigeración suelen consumir mucha energía y dependen en buena medida de la electricidad generada por combustibles fósiles, agravando todavía más el problema del calor residual y las emisiones de gases contaminantes al entorno urbano”, subrayó el PNUMA.

“El calentamiento de las ciudades se producirá a menos que haya reducciones inmediatas y a gran escala en las emisiones de los gases de efecto invernadero”, advirtió el PNUMA.

Para reducir las consecuencias de la crisis climática, el PNUMA también propuso a las autoridades de las ciudades una planificación urbana que tenga en cuenta la importancia de las zonas verdes y poner en marcha programas masivos de sensibilización, entre otras medidas.

Compartir:

Deja un Comentario