Inicio Gente palante Planetario Sánchez Cosmodom le enseña el cielo a los larenses

Planetario Sánchez Cosmodom le enseña el cielo a los larenses

por Jose Roberto Duque
340 vistos

Teresa Ovalles Márquez / Fotos: Candi Moncada

Paparazzi de estrellas, astros y planetas, ha animado a los niños a bautizar asteroides. Su experiencia participará en el II Encuentro Iberoamericano de Divulgación Astronómica

_________________________

Gilbert Sánchez es miembro de la Asociación Larense de Astronomía, preside la Asociación Civil Ecociencia y Tecnología y también fue director del planetario que funcionaba en el Zoológico de Bararida, en Barquisimeto. 

Ahora su planetario móvil Sánchez-Cosmodom se encuentra en el parque Macuto, vía El Manzano, en la ciudad de los crepúsculos, desde donde prepara sus proyectos educativos vacacionales para que las chamitas y los chamitos se interesen por la astronomía, la meteorología y la paleontología. Y, con telescopios, observen nuestra estrella más cercana, entre otros fenómenos astronómicos a los que hace seguimiento. 

“La historia comienza entre los años 2006-2007, más o menos, cuando entro como coordinador de lo que es el Museo Mirador de la Ciencia, que estaba en el parque Zoológico Botánico Bararida, con mis principios de la divulgación que comenzaron desde muy joven porque mi papá nos enseñaba siempre cómo enseñar. La casa vivía llena de muchachos, porque a él le gustaba la astronomía y a nosotros nos la inculcó para llevar ese conocimiento a otros”.

Promocionando la ciencia

“Dentro de lo que fue la coordinación del Museo de Bararida –prosigue– comenzamos con diversos proyectos. Por ejemplo, organizamos el primer concurso mundial, que consistió en asignarle nombre a un asteroide. Esto lo hicimos en alianza con la Fundacite Lara, la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado y el Parque Zoológico Bararida”.

La primera experiencia del entonces “Bautizo Espacial” (programa educativo) llegó a feliz término el 17 de mayo de 2007, cuando las niñas Mayendry Linárez y Mauriel Yépez, de la escuela bolivariana “Don Vidal Hernández Agüero” de Zanjón Colorado, municipio Palavecino, Cabudare, bautizaron el asteroide con denominación provisional (12758) 1993 SM3 como (12758), Kabudarí. Estos asteroides fueron descubiertos por el experto Orlando Naranjo desde el Observatorio Nacional de Llano del Hato, estado Mérida, y fueron cedidos gustosamente por él para esta iniciativa en la que se involucró a los niños y a las niñas. 

Pernocta astronómica 

Gilbert, con su programa de Proyectos Educativos Integrales Sánchez-Cosmodom, en asociación con otras organizaciones ligadas al quehacer con estrellas y planetas, planifica las llamadas Pernoctas astronómicas, que consisten en la observación de fenómenos celestes. Esta actividad tiene lugar en el único Complejo de Observación Astronómica de la región centroccidental del país, que es el Tayabeixo, ubicado en Bobare, vía Pavia, carretera vieja que conduce a Carora. Allí se dan clases de ubicación estelar, reconocimiento de constelaciones y telescopios.

Este observatorio Tayabeixo es administrado por la sección larense de astronomía “con la intención de vincular, triangular esos puntos científicos con museos de ciencia y tecnología, observatorios, áreas de divulgación científica que no sean solamente sitios de exposición, sino que estén a la par con proyectos y actividades extramuros que permitan llevar el conocimiento a escuelas, liceos, asociaciones, organizaciones civiles y a quien nos necesite para poder activar un centro de divulgación científica. Eso es lo que queremos”, dice Sánchez. 

En su tarea divulgativa, Sánchez también conduce actividades recreativas en la sección paleontológica en el bosque Macuto, lo que considera “fundamental, porque tenemos que cuidar nuestro patrimonio. Lamentablemente, se nos están yendo esos cerebros, no estamos formando generaciones de relevo y queremos, precisamente, fomentar entre los jóvenes el amor hacia la ciencia”.

No solo planetas: en Bosque Macuto hay exhibiciones en varias áreas de interés

Qué ven en el cielo

La Asociación Larense de Astronomía, de la que forma parte Gilbert, desarrolla las siguientes actividades:

1) Programa de observación de actividad solar.

2) Campañas de observación de cometas.

3) Campañas para la observación de eclipses de Sol.

4) Campañas para la observación de eclipses de Luna.

5) Campañas para la observación de lluvias de meteoros.

6) Campañas de observación de planetas.

7) Campañas de observación de ocultaciones.

8) Campañas de observación de novas y supernovas.

9) Campaña de astrometría de asteroides.

10) Estudio de espacio profundo.

11) Estudio de estrellas variables.

12) Campaña de búsqueda de asteroides ALDA.

–Maestro, hábleme de usted: qué lo ha movido, qué lo invitó en esta vida a estar tan cercano a las estrellas, al cielo, a los planetas…

–Básicamente, yo vengo de una familia de educadores. Mi papá fue docente por más de 33 años. Era normalista, porque ni siquiera existía el Pedagógico. Posteriormente, mi mamá también se graduó de profesora, mi hermana también es profesora de Ciencias Naturales y mi papá, desde que éramos pequeños, nos inculcó la lectura de libros sobre constelaciones, planetas y estrellas. A partir de allí, nos fue enseñando la parte científica. Soy graduado en la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA). No soy profesor, soy ingeniero agroindustrial. Sin embargo, esta vena divulgativa la tengo desde los 17 años, cuando observé el cometa Halley. 

Una actividad en el observatorio de Tayabeixo (Foto de la cuenta Instagram de Planetario Sánchez)

Variabilidad de una estrella

–Nosotros tuvimos un reconocimiento de la Asociación Internacional de Estrellas Variables, por un estudio sobre este aspecto. Las estrellas varían y eso se refleja a través de su brillo, dependiendo de si son intrínsecas, por la pulsación interna; o eclipsantes, que es cuando una estrella es eclipsada por otra lo que provoca que baje la luminosidad. Eran estudios que hacíamos con binoculares y, solamente, con un lapicito y una técnica que nos enseñaron. Posteriormente, entré en lo que es el Parque Bararida como coordinador del Museo de Ciencias, para luego crear la asociación civil llamada Ecociencia y Tecnología, y el Planetario Sánchez-Cosmodom. 

Cuenta Gilbert que desde esa asociación reunió una plantilla de asesores de Fundacite Lara, donde enseñaron meteorología, paleontología, ciencias recreativas y lo que es astronomía, iniciando además el diseño del semillero científico de Lara. “He participado en proyectos internacionales, el más reciente, con la Asociación de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos, que nos otorgó la categoría de embajadores científicos o divulgadores”. 

“Actualmente estoy concursando para ser experto y poder enseñar a otros divulgadores la experiencia que tenemos, con la idea de fundar una sala de ciencia aquí en el bosque Macuto y rescatar lo que fue el Museo Mirador de la Ciencia en el Parque Bararida. Esos son nuestros proyectos actuales. Ojalá podamos establecer enlaces con el Ministerio de Ciencia y Tecnología”.

–¿Y qué es lo que más le gusta del cielo?

–Todo, pero fundamentalmente las estrellas variables. Nosotros estudiamos la variabilidad de la intensidad lumínica de una estrella porque esto determina su ciclo de vida. A través de estos estudios, podemos determinar más o menos en qué etapa de desarrollo evolutivo está la estrella. Participamos en el Congreso Latinoamericano de la Unión Astronómica Internacional, en Margarita, en el año 2007. Allí presentamos un proyecto de divulgación que se llamó el Bautizo Espacial. Fue un concurso literario que se hizo entre las escuelas del estado, en el que se les pidió darle nombre a un asteroide. Se trató de un concurso pionero en el mundo en cuanto a implementar esta metodología de trabajo, que unía la ciencia astronómica con la ciencia social y la cultura. Nos sentimos orgullosos, porque esa iniciativa dio pie al desarrollo de proyectos similares en otros países. 

De ese concurso literario surgió el nombre de Kabudari para el asteroide. Significa “árbol grande” en la lengua de los arawacos, pobladores ancestrales de Cabudare. 

Flyer convocatoria a una de las actividades del Observatorio (Foto de la cuenta Instagram de Planetario Sánchez)
Compartir:

Deja un Comentario