Inicio Opinión y análisis Las cifras del saqueo

Las cifras del saqueo

por Teresa Ovalles
222 vistos

Te los tengo diciendo “nada qué celebrar” pero haciéndole fiestas a los monumentos y riquezas que exhibe el Norte Global y, además, llamándole “cuna de la cultura universal” a sus ciudades. Y se sonrojan cuando sale alguno a preguntar cómo fue que los sacamos de nuestro país luego de la guerra independentista pero la Casa Guipuzcoana, centro neural del saqueo colonial, permanece intacta.

Esa naturaleza no humana que llamamos “recursos naturales” son la riqueza de la que siempre habla quien se lamenta que no hayamos alcanzado el desarrollo de otras latitudes, lo que no nos dicen deletreado y con material de apoyo, para que entendamos, es que para llegar a ese nivel pro de los que más mandan, hay que saquear. Sí o sí.

Un estudio liderado por Jason Hickel, investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) utiliza los datos inputs y outputs, y el análisis de la huella ambiental para calcular la escala y el valor del acaparamiento de recursos del Sur global, en el período comprendido entre 1990 y 2015.

De esa manera demuestra que el crecimiento de las “economías avanzadas” del Norte global depende de una gran apropiación neta de recursos y mano de obra del Sur global, obtenida a través de diferenciales de precios en el comercio internacional.

Tan solo en 2015, mientras ya Venezuela era una “amenaza inusual y extraordinaria”, el Norte Global se apropió, en términos netos, de 12 mil millones de toneladas de equivalentes de materias primas incorporadas del Sur, lo que significa que casi la mitad (el 43%) del consumo anual de materiales de ese Norte es una apropiación neta del Sur.

¿Qué es eso de apropiación neta? Pues que estos “recursos” no se compensaron en términos equivalentes a través del comercio, o sea, vendimos commodities por debajo del costo real. Espejitos, oro… ¿Te suena?

Pero no es todo, el saqueo es multidimensional, los países “avanzados” del Norte se apropiaron durante el 2015 de 822 millones de hectáreas de tierra del Sur (más del doble del tamaño de la India), así como 21 exajoules de energía (equivalente a 3.4 billones de barriles de petróleo) y 392 billones de horas de trabajo. Una locura…

Sabemos que también te interesará leer:

Vamos a suponer cosas:

  • Si se calcula en precios del Norte, la fuga de recursos y mano de obra ascendió a 10,8 billones de dólares en 2015, una cantidad económica suficiente para acabar con la pobreza extrema 70 veces. Esta cantidad ascendería a 242 billones de dólares si se tiene en cuenta todo el período estudiado.
  • Los 822 millones de hectáreas de tierra utilizadas en beneficio de los países del Norte Global bastarían para proporcionar alimentos nutritivos a 6 mil millones de personas, según la productividad de la tierra y la dieta.
  • Con la energía apropiada se cubrirían las necesidades energéticas anuales de la construcción de infraestructuras que garantizarían a los 6 mil 500 millones de personas del Sur global el acceso a una vivienda digna, al transporte público, la asistencia sanitaria, la educación, al saneamiento o a las comunicaciones.

No es una historia nueva el despojo que se ejerce mediante el cuento de las reglas de “comercio internacional”, lo que impresiona son las cifras y que se haya logrado determinar con ellas cómo el llamado “desarrollo” es una especie de droga con que nos mantienen motivados en una gran plantación o mina, que es como ese Norte concibe al mundo.

Además, estos resultados dan una idea de cómo es que gran parte del impacto ecológico del uso de los recursos en el Norte Global se desplaza efectivamente al Sur global, ellos consumen y venden, nosotros depredamos nuestra red de vida. “El Norte se beneficia de los recursos apropiados mientras el Sur sufre los daños”, indica Hickel.

Ah, pero esos países siempre nos ayudan con donaciones y ayudas… Hickel dice que los países más pobres están desarrollando a los países más ricos, y no al revés, porque cuando compararon la ayuda internacional al desarrollo recibida de los países ricos con la apropiación neta de recursos, descubrieron que, por cada dólar de ayuda que recibimos del Norte Global, perdemos unos 30 dólares a causa del expolio a los países donantes. Pocos estudios han logrado relacionar el empobrecimiento en nuestros países con los pasivos ambientales que acarrean nuestros países ni con sus respectivos conflictos socioambientales. El saqueo es multidimensional e integral, ocupa todos los espacios para actuar, como la vida misma.

Compartir:

1 comentario

Fredy 19 octubre 2022 - 15:24

Contundente!

Respuesta

Deja un Comentario