Inicio Semblanzas La dama oculta: Gisela Barrios de Sellier

La dama oculta: Gisela Barrios de Sellier

por Jose Roberto Duque
4.518 vistos

“Los Grandes Espacios de Marc de Civrieux“ forma parte de un territorio de los afectos, un hogar al que él y su compañera de viaje vital nombraron Wannadi. Todo ese universo tiene un sentido de resguardo y difusión de culturas olvidadas, esfuerzo a cargo de una mujer dedicada a la investigación y la cultura

Texto y fotos: Adriana Rodríguez

____________________

Lograr que Gisela Barrios hable de sí misma es una labor titánica. En Wannadi, su casa en La Mucuy Baja en Mérida, de a ratos lograba sacarle alguna que otra cosa sobre su trayectoria de vida. Nos llamamos en varias oportunidades, y uno que otro detalle iban aflorando a regañadientes. Pues ella, entregada a la conservación del legado, obra y memoria de su esposo, Jean Marc de Civrieux, sólo se interesa por dar razón y debatir en torno a ese universo que él representa, sin percatarse, tal vez, de su propia valía para la preservación de la memoria y la promoción a la investigación profunda de nuestras raíces y nuestra cultura venezolana y universal.

Su esfuerzo poco menos que heroico dentro de la Biblioteca “Los Grandes Espacios de Marc de Civrieux”, consiste en atender y gestionar con una lucidez y visión que conmueven. Ella es, sin lugar a dudas, una dama que se oculta del reconocimiento, a propia voluntad. Una dama en todo el sentido de la palabra.

Nació en Tucupido, Estado Guárico, el 3 de noviembre de 1938. La mayor de 8 hermanos, hija de Alcira Díaz de Barrios, ama de casa y de Henrique Barrios, dueño del conocido abasto “El rápido” en la Plaza Centenario de Ciudad Bolívar. Allí, estudiaría parte de la primaria para luego trasladarse a Caracas y continuar estudios de bachillerato en los Liceos, Andrés Bello y Santa Rosa de Lima. Posteriormente, en el año 1965, se graduó en Derecho por la Universidad Central de Venezuela, UCV, profesión que hasta nuestros días ejerce.

A mediados de los años 50, amigos de Barrios y militantes, Freddy Muñoz, Juan Vicente Cabezas y Chela Vargas, motivaron su ingreso y el de otros muchos, en la Juventud Comunista Venezolana. Su carácter, marcado por los compromisos políticos, la vincularían también a quien sería su esposo Alexis Adam – reconocido luchador de izquierda en el país- y padre de sus dos hijos, Eugenia y Lorenzo,  Por una temporada, se trasladarían a Maracaibo para “conspirar”, pues como ella misma refirió “estábamos de revoluciones”.

Anecdotario como es su verbo, habría de referirse a un sorprendente episodio. Como representantes del Partido Comunista de Venezuela, PCV, su esposo Adam y algunos compañeros de la Juventud Comunista de Venezuela, JCV, participando en el Festival de la Juventud Comunista, en las ciudades de Sofia, Moscú y Praga, presenciaron la invasión rusa en Checoslovaquia el 20 de agosto de 1968. Tras resguardarse en la embajada suiza, lograron, luego de una semana, salir en tren hasta Frankfurt, Alemania. Este acontecimiento que pudiera parecer poco trascendental para algunos, tuvo impacto en la historia política nacional, como uno de los catalizadores de la posterior división dentro del PCV. Barrios secundó la vertiente que apoyaba la democratización del comunismo y que daría sentido a la creación del Movimiento al Socialismo, MAS. Con el tiempo, se apartaría de la militancia política partidista y se separaría de su primer esposo, Alexis Adam, con quien siempre mantendría una fraternal y sincera amistad.

En los 70, Barrios realizó estudios superiores en el Centro de Estudios del Desarrollo de la UCV, CENDES, para luego trasladarse a Cumaná y trabajar en la Corporación de Oriente. Allí participó en la fundación y dirección del famoso cineclub y foro de Corporiente. Todo aquello formaba parte de las actividades culturales que desarrollaba cuando trabajaba como investigadora en la corporación. La formación intelectual y humana han sido una constante a lo largo de su vida. Hoy día, a sus 84 años, Gisela Barrios se maneja en el acontecer de toda índole, habla ingeniosa de todos los temas, economía, política, música, arte y cultura en general, pasados y actuales, y conserva una memoria envidiable. Una noche, compartiendo en la Biblioteca, se sentó en su computadora, y haciendo perfecto uso de Youtube, colocó a Stromae.

Los Grandes Espacios

La personalidad de Gisela puede describirse no menos que como carismática, jocosa, vivaz; una mujer de sobresaliente inteligencia. “Gisela tenía una gran capacidad para las relaciones humanas y conocía a muchos artistas, intelectuales, figuras políticas, a gente importante de la época, que llegaron a Cumaná a través del cineclub entre los años 1975 y 1980, y a través de la Oficina de Coordinación Cultural que dirigía Rafael Castro”, relata en una entrevista en La Pastora Viveca Baiz, reconocida directora de cine y guionista venezolana. Sumergida en recuerdos alegres de esta época dorada, describe la existencia en Cumaná de un ambiente propicio que se gestó alrededor del arte, de los pintores irreverentes de la Escuela de Artes Plásticas -Vladimir Puche, Felipe Cabrera-; la Escuela de Danza con Reina Linares y del restaurante de franceses llegados a Cumaná, llamado “La Galería”, ubicado cerca de San Francisco. Allí, un grupo de artistas de toda índole e intelectuales cumaneses, como Pedro Bastardo, Celso Medina, etc., o del interior como la propia Viveca, se reunían y bullían, inmersos en esta vorágine cultural. Entre estos personajes destacaba la presencia del geólogo francés, profesor en la UDO y estudioso de los pueblos indígenas del Oriente venezolano, Jean Marc de Civrieux.

Gisela refiere: “estuve unos cuantos años en Cumaná. Allí conocí a Marcos. Lo conocí por los 70. Nos enamoramos y nos vinimos desde Cumaná para acá (La Mucuy Baja- Mérida) en el año 85. Como Marcos tenía esa biblioteca, nos dedicamos a arreglarla”.

Ya en el apartamento de Civrieux en Cumaná se daba acopio a lo que sería la Biblioteca “Los Grandes Espacios de Marc de Civrieux”, inaugurada en Mérida, en La Mucuy Baja, en un sector de ensueño a las afueras de la Ciudad, en la propiedad de la pareja -Wannadi-. Para quien no ha puesto un pie con anterioridad en este mágico espacio, tal vez le sea difícil imaginar la dimensión de este proyecto y bien social.

La biblioteca se encuentra dividida por continentes porque la intención de Civrieux era hacer un estudio comparado de las culturas. Gisela comenta al respecto: “Aquí no está la última obra de García Márquez (risas), decía Marcos. Porque la Biblioteca tiene un sentido de mitología, geografía e historia; para que a través de eso, se haga una especie de matriz, que nunca se ha hecho. Un estudio comparado de las culturas demostraría que el desarrollo histórico ha sido bastante similar y eso no da para que hayan culturas superiores ni inferiores. Un estudio comparado va a revelar que todos hemos tenido la misma inteligencia, que no hay cultura superior a la otra sino que todo viene dado por el grado de desarrollo histórico y potencialidades que se tengan”.

Cerca de diez mil volúmenes componen el universo material de la biblioteca. En el año 2000 se sumó al espacio un museo musical de inspiración étnica, a cargo del lutier e investigador, Virgilio Fergusson. 

Invitamos a todos a revisar el  portal de la biblioteca, donde pueden tener un acceso directo a la trayectoria y trabajo dentro de “Los Grandes Espacios de Marc de Civrieux”.

Virgilio Fergusson en una entrevista en Tabay, Mérida, mencionaba sobre el rol de Barrios respecto a la biblioteca, lo siguiente: “Gisela increíblemente ha logrado, primero, salvar eso. Y ya eso es muchísimo. Pero es una cosa de voluntad propia. Porque la importancia de ese archivo documental es obvio. Está el trabajo de Civrieux, sus libros y la colección de textos bibliográficos para la investigación”. Cabe destacar que el archivo de vida de Civrieux, reposa inmaculado allí, parte de una labor admirable de acopio y catalogación de su esposa. Juntos, Virgilio y Gisela,  con muchas dificultades pero con el amor y alegría que ocupa y motiva a los soñadores, se encargan de mantener vivo este emporio del saber.

Viaje al centro de las culturas originarias

Entre las muchas labores de Gisela que lleva a cabo en silencio, sin promocionarse a sí misma, destaca la transcripción del glosario de Watunna; Los chaimas del Guácharo, Religión y Magia Kunuhana, Ritos funerarios Kariña, Diario de Cumaná, entre otros, de la autoría de Civrieux.

Asimismo, apasionada por hacer libritos animados de cuentos publicó “Ukumarito. El guardián de la montaña“, galardonado con el VII Premio Nacional del Libro, es el primer cuento animado hecho en Mérida y a su vez poema sobre el oso frontino, especie en peligro de extinción de la que ha sido fiel protectora. Asimismo elaboró El tío elefante, el cual forma parte de una serie de Ganeshas.

Pese a ser una disciplinada y acuciosa investigadora, muchos de sus trabajos aún no han sido publicados. Así, aguardan por su publicación y divulgación Caballario, Del Alazán al Zaino, fantástico glosario que contiene crónicas, mitos y leyendas; A Vuelo de pájaro, breve reunión de  mitos, canciones, artes adivinatorias, refranes, poemas, creencias sobre las aves. Y la Entrevista imaginaria al oso frontino.

Hablar de Gisela Barrios, supone hacer memoria de Jean Marc de Civrieux; de una labor humanista y cultural sin precedentes, que juntos y que ella como su esposa, tras su fallecimiento el 17 de abril de 2003, ha tomado como un tesoro y a la cual se ha dedicado en cuerpo y alma. Es hablar de la vocación abnegada y sin igual por la investigación y promoción del pensamiento de las sociedades humanas y sus prácticas vitales, en un esfuerzo por comprender las raíces profundas que nos hacen ser, difundir el legado de Marc de Civrieux, y promover el arte y cultura en su más alto y exquisito nivel.
El aporte de ambos es incalculable. Y para suerte de todos, esta maravillosa casa, Wannadi, sigue recibiendo y acogiendo con los brazos abiertos a quienes valoren el saber y vibren ante su profundización.

Sabemos que también te interesará leer:
Compartir:

9 comentarios

Sellier MF 29 noviembre 2023 - 17:58

Mon mari Alain Sellier qui a travaillé dans cette bibliothèque m’en a beaucoup parlé

Respuesta
Isabela 29 mayo 2023 - 11:38

Qué buenos estos textos para conocer nuestro extenso acervo cultural.

Gracias.

Respuesta
José Malavé Méndez 15 mayo 2023 - 11:53

Hermoso y afectuoso trabajo periodístico el realizado por Adriana Rodríguez. Gracias por este merecido reconocimiento a la labor tesonera y callada, de gran valor, ejecutada por nuestra querida Gisela Barrios, a quien tengo el placer de conocer desde su estadía en Cumaná. ¡Salud y larga vida para ella! Saludos.

Respuesta
Adriana Rodríguez 16 mayo 2023 - 06:58

Con todo el amor del mundo. Gisela Barrios merece que se le reconozca su trayectoria y labor abnegada.

Respuesta
Edith Brito 16 mayo 2023 - 18:10

Gisela Inolvidable. Hermoso reportaje. Tengo el honor de vivir con ella momentos maravillosos en Cumana. Una dama!!

Respuesta
Maura Llovera Quintana 19 mayo 2023 - 03:02

Gisela Barrios, Màgica como su entorno: La Mucuy Baja, Tabay, Edo. Mérida, Venezuela. Imaginar a Gisela desde Madrid, es recordar la imagen de un Ruiseñor, a veces del Cóndor. Cómo me hubiese gustado pasar horas y días aprendiendo de ella y con ella en tan fabulosa Biblioteca, y también con Virgilio quién baila muy sabroso y como Maestro de Música no puede evitar al bailar enseñarte pautas rítmicas.

Gisela es una ANFITRIONA a todo dar. Su Hogar está lleno de matices tan variados y por allí pasa la más variada humanidad. Es toda una Escuela Viva.

Gisela, estoy feliz por ti, por este justo, necesario y merecido HOMENAJE realizado en Vida como debe ser.

Gise, infinitas gracias por tu cariño hacia mi y tu larga amistad tan amorosa con mi hermano Catire quien te ama inmensamente.

Gise, sigue llena de magia y bendiciones, sigue recibiendo Reconocimientos y ojalá te ayuden a hacer más de tus sueños realidad. Ojalá este Homenaje sirva para ello.

Respuesta
Ana Naritza 22 mayo 2023 - 18:42

Bella descripción del papel de Gisela Barrios como acusiosa investigadora, preservar el legado de Jean Marc de Civreu para investigadores es ya una loable labor. ojalá el post grado de la ULA se acerque más a este valioso material que se ha procurado mantener, etnología. mitos, y hasta estudiar la propia obra de Jean Marc sería para cualquiera una aventura maravillosa.

Respuesta
Elbia Barrios lm 13 mayo 2023 - 20:55

Tan bella mi hermana!!?

Respuesta
.María Elena Lovera M. 28 mayo 2023 - 18:40

Tan brillante, tan solidaria, tan alegre y cariñosa, tan extremadamente inteligente y talentos, tan modesta y tan honesta, como ayer y como siempre. Me encantaría verte… Después de 43 años de docencia e investigación callada ( parece que tardíamente pretende aflorar), continuo como docente activa en la UCV. Donde te conocí el 59, un poco de paso,pero el 60 me tomadyed d la mano y me dijistes VENTE… tu personalidad espontáneamente rutilante y seductora, me puso. andar detrás de ti, cuando apenas eras la Presidente del Centro de Estudiantes de Derecho. Me encantaría rescatarte…. María Elena..

Respuesta

Deja un Comentario